20 agosto 2015

Dakota Fanning enseña sus tetas siempre que la dejan

Cuando Edward Cullen lleva por primera vez a su casa a Bella Swan, su novia humana, Alice, una de las hermanas del joven vampiro, entra por la ventana luciendo un precioso vestido de encaje en tonos grises, rematado en pequeños volantes, con un bolero negro calado de mangas largas.

Una película más tarde, en Luna Nueva, Edward, vestido con un traje de lana gris, se lleva a Bella otra vez a su casa para su fiesta de cumpleaños.

Esas dos prendas de ropa, presentes en dos de los momentos más importantes de la saga Crepúsculo pueden verse a pocos centímetros de distancia en la Flagship de Telefónica en la Gran Vía.

A pocos días del estreno de Eclipse, la tercera película de la serie el próximo 30 de junio, Pixbox (la tienda on line de música y cine de la operadora de telefonía) y Aurum Producciones (distribuidora de Crepúsculo en España) han recopilado parte del vestuario para mostrarlo en una exhibición que ya ha recorrido varios puntos de Estados Unidos y tiene previsto viajar hasta Nueva Zelanda tras su paso por Madrid.

La muestra está formada por varias prendas de ropa que visten los protagonistas de la serie, como el citado traje de Edward; el vestido de Alice; una capa roja de los Vulturis que reposa regia en una chaise longe (la aristocracia vampírica, enemiga de los Cullen); camisetas, camisas y pantalones de Bella Swan; vaqueros hechos jirones de su amigo Jacob (el licántropo) y la capa negra de Jane, la vampira superdotada a la que interpreta la actriz Dakota Fanning.

Pero además, tras los cristales y cordones de seguridad (la ropa está más protegida que muchos modelos de móviles que pueden probarse en la tienda) los visitantes pueden ver, que no comprar, gran cantidad de objetos de merchandisign de la película y algunas reproducciones de prendas de vestuario.

En la Flagship de Telefónica, la ropa de Crepúsculo ha encontrado un escenario natural para ser mostrada: la casa domótica. Así, aprovechando la tecnología aplicada al hogar, los guías de esta exposición parecen conducir al visitante por las estancias de la pseudomágica vivienda de los vampiros Cullen.

Espejos que dan la información sobre todos los aspectos de la casa, una pantalla en la que se ve cada habitación mediante un circuito cerrado de televisión, códigos bidimensionales que llevan información animada en su interior... Todo parece acompañar el espíritu de una serie en la que nada es lo que parece y que tiene millones de seguidores en todo el mundo.

En Luna Nueva, Bella descubre que su amigo Jacob es un licántropo y tiene que acudir a Italia a rescatar a Edward de los temidos Vulturis. En Eclipse, la relación entre Edward y Jacob se hace aún más tensa y Bella se siente dividida entre su novio y su mejor amigo mientras lucha por terminar el curso y graduarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario