23 mayo 2017

El secreto de James Dean

¿Cómo fue el primer encuentro entre usted y...?
James.
¿James?
Sí, por James Dean. Cuando le llevamos por primera vez al veterinario nos dijo que era hembra y le pusimos de nombre Ava, por Ava Gardner. Y cuando después descubrió que era macho, decidimos seguir por el cine y le pusimos James. Y también porque es muy guapetón.

Bueno..., ¿y entonces cómo se conocieron?
Yo tenía un perro que se llamaba Diciembre, que ya murió, y estábamos paseando por un pueblo de L'Empordà y apareció de pronto James, superpequeño, y comenzó a perseguir al perro y a maullarle, y no había manera de que se fuera. Estaba como perdido, sucio y solito, y me lo llevé.

Vamos, amor a primera vista...
Sí, entre perro y gato.
¿Quién manda en la casa?
Los dos, depende del momento. Convivimos, no tenemos una relación de poder.

¿Tiene algún rincón de la casa para él?
¡Toda la casa!
Y además de la casa, ¿comparten alguna manía?
Los dos somos muy cariñosos, pero también muy independientes. Es muy de gato eso de si yo quiero, vale, si no, déjame en paz.

¿Y cumple James muchos otros tópicos gatunos?
Sí, ¡que no soporta que le corten las uñas! Cada semana tenemos una batalla campal. Termino arañadísima y en el trabajo me preguntan qué me ha pasado.
Le preguntan por los arañazos y por la cantidad de pelos que debe de llevar en la ropa...
¡Síí! Es un horror, porque además, como él es blanco, se notan muchísimo.

¿Le compra muchas cosas?
Lo último ha sido un bebedero de esos automáticos. Pero tengo que cambiarle el agua a menudo porque si no está fresca no la bebe.
¿Le ha salido exquisito?
Bueno, es algo raro, no le gusta ni el atún. Lo he intentado con jamón dulce de ese que vuelve locos a los gatos y nada. Solo come su pienso.

Mientras escribía su libro, Reír al viento, ¿dónde estaba James?, ¿qué hacía?
Ha estado tardes enteras sobre mi falda. Se ponía encima del teclado, tiraba los bolis... Yo siempre utilizaba el mismo boli, en plan fetiche, lo dejaba encima de la mesa y él lo tiraba. Me ha hecho mucha compañía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario